Athleisure: La moda y el deporte

¿La moda dialoga con distintas áreas? Por supuesto. La moda como fenómeno mundial, ya no se queda en el vestir; necesita nutrirse con diferentes perspectivas, como: moda y tecnología, moda y política, moda y ciencia, moda y salud mental; y también moda y deporte.


El inicio de moda y deporte surgió con dos hechos: uno fue, la aparición del nylon a mediados de los ’30; Y el otro, con Suzanne Rachel Flore Lenglen (París-1899). Esta última fue la primera tenista profesional entre los años 1919 y 1926; ella diseñó junto a Jean Patou, su ropa deportiva. Así fue que en 1921, Suzanne revolucionó el vestuario del tenis femenino, jugando con los brazos descubiertos y faldas por debajo de la rodilla. Desde ese momento la moda y el deporte se volvieron inseparables.


Si volvemos 10 años en el tiempo, vemos que existió una tendencia llamada “athleisure” - en latín: athletic (atlético) y leisure (ocio), es decir vestir ropa deportiva cómoda sin necesidad de practicar ningún deporte; lo que se ajusta a la necesidad de las personas de sentirse relajada frente a un contexto mundial de crisis y preocupaciones. La ropa deportiva por años se dividió en: ropa para los deportistas de alto rendimiento (nicho que fue desarrollándose con tecnologías aptas para eso), y ropa para los que practican por placer.


De allí es que la ropa más cómoda, menos apretada o con menos estilo formal pone de manifiesto este diálogo que nos presenta la moda de la mano del deporte.

Por: Ana Luz Torena

Fotos vía: PRET-A-PORTER- REESE COOPER,

GUCCI, THE ELDER STATESMAN, NILI LOTAN

THE FASHION RUE.