Café y Museos: Una mezcla imperdible

El arte y la gastronomía se fusionan en los museos de la ciudad con propuestas que son dignas de una exposición propia. Entre jardines, esculturas y paisajes en terrazas que quitan el aliento, estos espacios combinan perfectamente lo mejor de la cocina porteña con los recorridos y exhibiciones culturales más imponentes. Acá te dejamos una selección para que disfrutes de un talento gourmet entre exposiciones.


-Croque Madame Café:

Ubicado en la entrada del Museo Nacional de Arte Decorativo, constituye un espacio que le hace honor a la arquitectura francesa. Con mesas al aire libre entre calles empedradas y plantas iluminadas, este rincón con aires parisinos y románticos propone una variedad de cafés, postres, woks, sandwiches y tragos en un menú completo que ofrece desde desayunos hasta cenas. Su producto más famoso, el ‘croque madame’, data de 1910 y su ingrediente principal es pan dorado en manteca con jamón cocido y huevo a la plancha. Este plato que le dió nombre al lugar, ha ido evolucionando y ahora cuenta con una variedad de rellenos impensados, desde pollo salteado y salmón hasta vegetarianos con pan negro integral, algo para todos los gustos.

Se sitúa en Av. del Libertador 1902 y está abierto al público de lunes a domingo entre 10 y 24hs.


-Novecento:

Detrás del Museo Nacional de Bellas Artes se encuentra la sede de Novecento, un restó-bar de cocina tanto de autor como internacional que trae propuestas imperdibles para disfrutar a cualquier hora del día. Abierto desde los 90 y con sedes a nivel mundial, ofrece una variedad de entradas, tentenpiés, ensaladas, carnes, pastas y sus increibles postres y brunches junto a una gran selección de café.

Se sitúa en Av. del Libertador 1473 y está abierto al público de lunes a domingo entre 9 y 2am.

-Café Proa:

Fundación Proa es la sede de uno de los cafés con mejor paisaje de la ciudad. En el corazón del museo, se encuentra este rincón minimalista y elegante en una increible terraza con vista al riachuelo. Ofrece platos ligeros como ensaladas para un almuerzo rápido o acompañando su gran selección de carnes. Sin embargo, su verdadero atractivo se encuentra en la patisserie donde las favoritas son sus tortas, marquesas y budines.

Se sitúa en Av. Pedro de Mendoza 1929, La Boca y está abierto al público de martes a domingo de 11 a 19hs.


-Ninina:

Luego de la remodelación del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos aires se abrió paso a un nuevo spot con variedades artesanales cuya particularidad es que sus productos son libres de ingredientes artificiales y conservantes. Conocido por sus famosos brunchs, su carta está compuesta por una selección de croissants, omelettes, panes artesanales hasta hamburguesas y demás platos calientes. Otra de sus especialidades son sus cafés con granos provenientes de toda sudamérica que componen a sus 18 opciones de bebidas junto con sus limonadas, tés y licuados.

Se sitúa en Av. Pres. Figueroa Alcorta 3415 y está abierto al público de lunes a domingo con horarios que varían entre 8 a 24hs.


-Café Sivori:

Rodeando el patio de las esculturas del Museo Sivori, se encuentra este increible espacio moderno entre árboles y áreas verdes que le dan vida a un ambiente cálido y acojedor. Especializados en almuerzos y postres, tienen una variedad gastronómica que incluye platos como langostinos, pollo, crepes, ensaladas y sus exquisitas tartas, cheesecakes y mousse con un infantable café, un lugar imperdible.

Se sitúa en Av. Infanta Isabel 555, Palermo y está abierto al público de martes a viernes de 12 a 20hs y fines de semana de 10 a 20hs.


Por: Maria Laura Quintero

THE FASHION RUE.