El gran escultor Pablo atchugarry, y su nueva creación del Museo Latinoamericano en Uruguay

Una tarde vibrante de verano, entre el calor y sus brillantes esculturas nos encontramos con el reconocido escultor Atchugarry, en su fundación que lleva su nombre ¨Fundación Pablo Atchugarry¨ en Manantiales, Punta del este. 

Mientras miramos como corren alguna de sus esculturas de más de 40 toneladas, para lo que va a ser el nuevo Museo Latinoamericano; hablamos con el artista y nos comenta ¨antes de empezar a construir el museo, tenemos que comenzar a correr las obras y crear un equilibro acá en el parque¨. Nos cuenta también que el museo va a contar además con un mirador al cerro Eguzquiza, dónde vamos a poder apreciar una vista soñada, además de la tranquilidad y los campos del inmenso lugar que nos enamora.  Este gran proyecto del escultor, acompañado del arquitecto Carlos Ott, del nuevo museo, que desembarca en el país con diferentes grandes artistas, algunos de los confirmados entre los uruguayos y latinoamericanos. Salazar, María Freire, Soto, Costigliolo, entre otros. Para la temporada próxima, del 2020, será la fecha estimada del proyecto. 

Hablamos sobre sus comienzos y nos cuenta, ¨ yo empecé de niño, a los 8 años ya pintaba, a los 11 ya hubo una exposición de mis obras; Por eso tengo esa atención puesta en los jóvenes, a esa edad se pueden despertar vocaciones¨ Agrega sobre la pasión por recibir a las escuelas, y que se transforme en un lugar de encuentro de varias generaciones. Seguimos caminando por el lugar, empapado de arte por donde lo mires, y mientras RECUERDA de diferentes anécdotas y nos cuenta: ¨Tuve la suerte que mi padre pintaba, y con el aprendí el ABC.¨  como destapó al artista que es hoy.  ¨El no tenía atelier, pintaba sábado y domingo, cerca de la cama, mientras enchastraba con óleo todo el cuarto; Y yo a su lado con un pedazo de cartón, todo eso me daba mucha alegría, era la forma de compartir algo los dos.¨ recuerda.

Recorrimos el lugar, atravesando el parque entre las luces y las sombras de la naturaleza, y sus esculturas en la puesta del sol. Donde allí nos encontramos con una capilla al lado de el increíble lago. Se encuentra dentro una de sus grandes obras: ¨La Piedad¨ también su favorita favorita, la cual comenzó en el Lago Di Como,  y hoy la podemos encontrar en la fundación. Es una obra que al verla se siente una inmensa emoción. Esta escultura fue el impulso de la carrera del artista en Italia, una obra que no podes dejar de visitar. 


Por: Julieta Rey

Fotos vía Fundación Atchugarry

THE FASHION RUE.