Los destacados de la Semana de la Moda masculina de París

La temporada masculina en París comenzó el martes 18 y finalizó el domingo 23 de junio, con más de 60 desfiles dedicados a las colecciones primavera-verano 2020.

Valentino

Palomo Spain fue quien inauguró esta nueva Semana de la Moda masculina con su colección Pompeii, que resucita una civilización enterrada por las cenizas de la erupción del volcán Vesubio, ocurrido en Pompeya, Italia. Inspirado en este hecho histórico, el diseñador Alejandro Gómez Palomo, construyó su colección relacionando y contrastando el pasado con el presente, con una mezcla de texturas, seda, lino, encaje, nylon, plumas, flecos y tejidos en una paleta de colores que narran a Pompeya: beige, blanco y negro, incluyendo tonos coral, morado y azul intenso.


Valentino presentó prendas en cortes formales y clásicos. ¿Lo mejor? Las estampas que incluyó: diseños propios del artista Roger Dean de mundos y paisajes exóticos de fantasía que invitan a viajar en nuestra mente, trascender fronteras, ampliar nuestras posibilidades e imaginar utopías.


Off-White trajo una propuesta enfocada en “reciclar, reducir, reutilizar” a la que metafóricamente tituló “Plástico”. Junto con el artista de grafitis Futura, agregó obras de arte urbano en prendas como trenchs y ropa deportiva. Contó con una pasarela rodeada de claveles blancos, dónde los modelos desfilaban al ritmo del canto de pájaros y una cascada de agua.


Louis Vuitton se inspiró en lo instintivo, lo habitual y lo natural. Su director artístico de los Hombres, Virgil Abloh, utilizó las flores como metáfora natural de la diversidad y recreó su pasarela en una callecita de una plaza pública de París. El show representó la vida cotidiana de París, con la idea típica de la felicidad de la infancia: un castillo inflable, helados, globos y vuelo de barriletes.


Vetements, por su parte, nos llevó a una sucursal de Mcdonalds para presentar su colección. ¿Su objetivo? Atacar el capitalismo desde su mayor referencia y criticar a la sociedad consumista y la moda desechable. Los invitados se sentaron en las mesas dónde había servilletas con mensajes como “Kapitalism” y “Global Mind Fuck”, que también se plasmaban en las prendas de los modelos. La colección incluyó prendas cotidianas y uniformes institucionales en una estética anti fashion y con mensajes sociopolíticos.


Dior presentó su visión de la civilización del futuro y trabajó en conjunto con el artista Daniel Arsham que colaboró con la escenografía del show. El escenario estaba hecho de arena rosa donde los modelos mostraron los diseños de alta costura, que se mezclaban con prendas deportivas en tonos pasteles.


Kenzo cerró la Semana de la Moda masculina invitando a sumergirse en su mundo y su última colección con todos los colores del mar, inspirada en las buceadoras japonesas. Los diseños incluían bolsas de red, sandalias típicas para la playa, zapatillas de deporte inspiradas en el buceo y más.


Por: Magalí Müller

Fotos vía Grupo Mass, La nación, Vogue

THE FASHION RUE.