Online shopping

En pleno auge de la tecnología, las redes sociales y la hiperconectividad, el comercio electrónico tomó fuerte protagonismo, cambiando la forma en que consumimos. Te contamos de qué se trata y qué aspectos tener en cuenta a la hora de comprar lo que buscas.

Según las estadísticas de 2017 del Observatorio de Internet en Argentina (OIA), somos 34,785,206 los usuarios conectados, es decir, quienes accedemos a internet, de los cuales el 85% lo hace todos los días. Por otro lado, de 10 usuarios de internet, son 7 los que realizan compras, y $156.300 millones la facturación del comercio electrónico del año pasado en nuestro país, según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico.


¿Por qué comprar online?

Más allá que nuestro país está posicionado como uno de los más fortalecidos en eCommerce (Comercio Electrónico) en América Latina, son múltiples los beneficios de comprar online: uno elige el momento en que comprar, es cómodo y se ahorra tiempo. Se pueden conseguir productos y servicios que no se comercializan en los sitios en que uno vive siendo una operación fácil de realizar. Permite comparar precios y promociones desde la computadora, tablet o smartphone.


¿Cómo comprar en el exterior?

Para comprar en cualquier página del exterior se necesita la clave fiscal nivel 3. Se obtiene ingresando en el sitio web de AFIP. Con nuestro CUIL creamos una cuenta y obtenemos la clave fiscal nivel 1. El trámite continúa yendo a la sede central de AFIP de la provincia en que vivimos para pedir que aumenten a nivel 3 nuestra clave fiscal. Es requisito llevar DNI y una fotocopia para realizarlo.


Para que el envío sea puerta a puerta, no debe pesar más de 2 kilos ni costar más de 200 dólares. Por un lado, si esto ocurre tendremos que ir a buscar nuestro producto a la sucursal de envío. Y si pesa más de 10 kilos o cuesta más de 1000 dólares, no entra a nuestro país. Podemos tener un reembolso desde el sitio en que compramos, pero no es algo seguro.

Una vez que realizamos los pasos anteriores, hay que esperar un telegrama. Si sos del interior, tardará más tiempo en llegar a tu casa (aproximadamente un mes más) debido a que una vez que el producto ingresa en Argentina, primero debe ser clasificado en la Aduana. Luego se envía al Correo Argentino de la respectiva provincia, donde es nuevamente clasificado.

Si uno no está en casa cuando ese telegrama llega, nos dejarán un aviso para ir a retirarlo a la sucursal de Correo Argentino más cercana. Dicho documento tiene el código de seguimiento internacional y nacional. Con él realizamos la declaración simplificada en AFIP.

Un dato para nada menor: en nuestro gasto se sumará la tasa de almacenaje del Correo Argentino. Una vez hechos los pasos anteriores, hay que realizar el pago VEP y esperar a que el producto llegue a nuestra casa o ir a retirarlo a la sucursal del Correo, llevando todos los comprobantes y DNI.


Nuestros favoritos

ASOS: ¡Conseguí lo último en estilo en ASOS .com! Las tendencias para hombres y mujeres en prendas de diseñadores y belleza.

Nasty Gal: Compra estilos en prendas y accesorios femeninos nastygal .com. Su gran variedad va desde zapatos, sweaters y cardigans hasta trajes de baño, accesorios, sombreros, joyas y mucho más.


¡Toma nota! muchas tiendas online realizan ofertas a través de sus newsletters. ¡Suscribite para obtener los mejores precios!


Por: Magali Müller

Foto vía Infobae

THE FASHION RUE.